hijo-quiere-conducir

Tips para enseñarle a un adolescente a conducir

Los niños crecen tan rápido y cuando menos esperas, ya llegaron a la adolescencia. Es probable que alguno de tus hijos esté ansioso por aprender a conducir. Llegará el momento en el que se convierta en un experto, tenga su licencia para conducir y ocupe seguido el auto, por lo que será necesario afiliarlo con tu aseguradora. Si requieres cotizar tu seguro de auto, esta es una buena oportunidad.

Como muchos papás, es probable que le ofrezcas el coche familiar para practicar. Pero, según una investigación reciente, enseñarle a conducir a un adolescente es una de las experiencias más estresantes tanto para el conductor joven, como para el adulto.

Ayudar a alguien a aprender a conducir no es tan simple como subirse al asiento del pasajero. Entonces, para ayudarlo, te damos estos consejos para supervisar a un conductor aprendiz:

¿Tienes tus documentos en regla?

Ayudar a tu familiar o amigo a aprender a conducir no se trata solo de estar tranquilo, brindar apoyo y sentarte en el asiento del pasajero. Existen algunos requisitos legales que debes cumplir al pie de la letra.

Nunca uses tu teléfono móvil mientras supervisas a un alumno que conduce, incluso si solo envías  mensajes de texto. Como técnicamente tú tienes el control del auto, es ilegal que uses tu teléfono mientras conducen el automóvil.

Dependiendo el país o la región, existe una edad mínima para que un conductor joven esté al frente de un volante. En caso contrario, puedes recibir una multa.

Primeros pasos

Dale un buen ejemplo a tu hijo adolescente mientras conduces. Tu alumno se verá fuertemente influenciado al observar cómo lo haces, así como tu comportamiento mientras estás en la carretera.

No pierdas la paciencia con el conductor joven, incluso si comete errores básicos o parece que no te está escuchando. El enojo podría hacer que se cometan errores peligrosos. Del mismo modo, si algo sale mal, no entres en pánico, simplemente habla con calma con el conductor sobre la situación u ofrece tomar el control del auto si es necesario.

Bríndale confianza

No le hables mal al adolescente ni lo trates como a un niño de 10 años. Evita los comentarios negativos basados ​​en otros rasgos que sabes que tiene. Llénalos de elogios cuando conduce bien y refuerce los buenos hábitos.

Dale a tu hijo adolescente la oportunidad de experimentar una amplia gama de diferentes condiciones de la carretera: desde las horas pico hasta las horas más tranquilas, el buen tiempo y la lluvia, las carreteras con mucho tráfico y las tranquilas calles laterales. Sin embargo, el conductor debe tomar la iniciativa a la hora de decidir cuándo tendrá lecciones de práctica.

No tiene sentido obligar a un adolescente a recibir una lección si no está de humor y eso aumentará el estrés.

La práctica adicional con amigos o familiares se asocia con una mayor tasa de aprobación del examen de manejo, por lo que practicar con los padres realmente vale la pena, a pesar del estrés.

También te puede interesar: ¿Cuáles son los mitos del seguro de auto?

Related Posts